Consejos

¿Qué es la socialización de género? Definición y ejemplos

¿Qué es la socialización de género? Definición y ejemplos

La socialización de género es el proceso por el cual aprendemos las reglas, normas y expectativas relacionadas con el género de nuestra cultura. Los agentes más comunes de la socialización de género, en otras palabras, las personas que influyen en el proceso, son los padres, los maestros, las escuelas y los medios de comunicación. A través de la socialización de género, los niños comienzan a desarrollar sus propias creencias sobre el género y finalmente forman su propia identidad de género.

Sexo contra género

  • Los términos sexo y género a menudo se usan indistintamente. Sin embargo, en una discusión sobre la socialización de género, es importante distinguir entre los dos.
  • El sexo se determina biológica y fisiológicamente en función de la anatomía de un individuo al nacer. Es típicamente binario, lo que significa que el sexo de uno es masculino o femenino.
  • El género es una construcción social. El género de un individuo es su identidad social resultante de las concepciones de su cultura de masculinidad y feminidad. El género existe en un continuo.
  • Los individuos desarrollan su propia identidad de género, influenciada en parte por el proceso de socialización de género.

Socialización de género en la infancia

El proceso de socialización de género comienza temprano en la vida. Los niños desarrollan una comprensión de las categorías de género a una edad temprana. Los estudios han demostrado que los niños pueden distinguir las voces masculinas de las voces femeninas a los seis meses, y pueden diferenciar entre hombres y mujeres en fotografías a los nueve meses. Entre los 11 y 14 meses, los niños desarrollan la capacidad de asociar la vista y el sonido, combinando las voces masculinas y femeninas con fotografías de hombres y mujeres. A los tres años, los niños han formado su propia identidad de género. También han comenzado a aprender las normas de género de su cultura, incluidos qué juguetes, actividades, comportamientos y actitudes están asociados con cada género.

Debido a que la categorización de género es una parte importante del desarrollo social de un niño, los niños tienden a estar especialmente atentos a los modelos del mismo género. Cuando un niño observa que los modelos del mismo género exhiben constantemente comportamientos específicos que difieren de los comportamientos de los modelos de otro género, es más probable que el niño exhiba los comportamientos aprendidos de los modelos del mismo género. Estos modelos incluyen padres, compañeros, maestros y figuras en los medios.

El conocimiento de los niños sobre los roles y los estereotipos de género puede afectar sus actitudes hacia su propio género y el de otros. Los niños pequeños, en particular, pueden volverse especialmente rígidos sobre lo que los niños y niñas "pueden" y "no pueden" hacer. Este pensamiento sobre el género alcanza su punto máximo entre las edades de 5 y 7 años y luego se vuelve más flexible.

Agentes de socialización de género

De niños, desarrollamos creencias y expectativas relacionadas con el género a través de nuestras observaciones e interacciones con las personas que nos rodean. Un "agente" de la socialización de género es cualquier persona o grupo que juega un papel en el proceso de socialización de género en la infancia. Los cuatro agentes principales de la socialización de género son los padres, los maestros, los compañeros y los medios de comunicación.

Padres

Los padres suelen ser la primera fuente de información de un niño sobre género. Desde el nacimiento, los padres comunican diferentes expectativas a sus hijos según su sexo. Por ejemplo, un hijo puede entablar una relación más dura con su padre, mientras que una madre lleva a su hija de compras. El niño puede aprender de sus padres que ciertas actividades o juguetes corresponden a un género en particular (piense en una familia que le da a su hijo un camión y a su hija una muñeca). Incluso los padres que enfatizan la igualdad de género pueden reforzar inadvertidamente algunos estereotipos debido a su propia socialización de género.

Maestros

Los maestros y los administradores escolares modelan los roles de género y, a veces, demuestran los estereotipos de género respondiendo a los estudiantes masculinos y femeninos de diferentes maneras. Por ejemplo, separar a los estudiantes por género para actividades o disciplinar a los estudiantes de manera diferente dependiendo de su género puede reforzar las creencias y suposiciones en desarrollo de los niños.

Pares

Las interacciones entre pares también contribuyen a la socialización de género. Los niños tienden a jugar con compañeros del mismo género. A través de estas interacciones, aprenden lo que sus compañeros esperan de ellos cuando son niños o niñas. Estas lecciones pueden ser directas, como cuando un compañero le dice al niño que cierto comportamiento es o no "apropiado" para su género. También pueden ser indirectos, ya que el niño observa el comportamiento de sus compañeros del mismo género y de otro género a lo largo del tiempo. Estos comentarios y comparaciones pueden volverse menos evidentes con el tiempo, pero los adultos continúan recurriendo a compañeros del mismo género para obtener información sobre cómo se supone que deben verse y actuar como hombres o mujeres.

Medios de comunicación

Los medios de comunicación, que incluyen películas, televisión y libros, les enseñan a los niños lo que significa ser niño o niña. Los medios transmiten información sobre el papel del género en la vida de las personas y pueden reforzar los estereotipos de género. Por ejemplo, considere una película animada que representa a dos personajes femeninos: una heroína hermosa pero pasiva, y una villana fea pero activa. Este modelo de medios, y muchos otros, refuerza las ideas sobre qué comportamientos son aceptables y valorados (y cuáles no) para un género en particular.

Socialización de género a lo largo de la vida

La socialización de género es un proceso de toda la vida. Las creencias sobre el género que adquirimos en la infancia pueden afectarnos a lo largo de nuestras vidas. El impacto de esta socialización puede ser grande (dar forma a lo que creemos que somos capaces de lograr y, por lo tanto, determinar potencialmente el curso de nuestra vida), pequeño (influir en el color que elegimos para las paredes de nuestra habitación) o en algún lugar en el medio.

Como adultos, nuestras creencias sobre el género pueden volverse más matizadas y flexibles, pero la socialización de género aún puede afectar nuestro comportamiento, ya sea en la escuela, el lugar de trabajo o nuestras relaciones.

Fuentes

  • Bussey, Kay y Albert Bandura. "Teoría cognitiva social del desarrollo y diferenciación de género". Revisión psicológicavol. 106, no. 4, 1999, págs. 676-713.
  • "Género: socialización temprana: síntesis". Enciclopedia del desarrollo de la primera infancia, Agosto de 2014, //www.child-encyclopedia.com/gender-early-socialization/synthesis
  • Martin, Carol Lynn y Diane Ruble. "La búsqueda infantil de señales de género: Perspectivas cognitivas sobre el desarrollo de género". Direcciones actuales en ciencias psicológicasvol. 13, no. 2, 2004, pp. 67-70. //doi.org/10.1111/j.0963-7214.2004.00276.x
  • McSorley, Bretaña. "Socialización de género". Udemy, 12 de mayo de 2014, //blog.udemy.com/gender-socialization/